Autonauta de la Cosmopista | Hoy estoy triste por ti.
877
post-template-default,single,single-post,postid-877,single-format-standard,everest-forms-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Hoy estoy triste por ti.

Hoy estoy triste por ti.

¿Has sentido la culpa de cosas que nunca has hecho, o por cosas que no sabes que has hecho?

Durante tantos años me has hecho tanto daño, y no te culpo. Justamente no sé que te he hecho para merecer tu desprecio, tu desapego, tu falta de tacto. Me victimizo hoy más que nunca por que me dueles, me lastimas. (Quizá este texto no reconozca las contables veces que ha sido diferente contigo)

Yo nunca quise ser mala, o un humano que merece tu silencio y tu coraje. ¿Para que me sirve? Qué puedo hacer con esto, entre más tiempo dejas que pase menos me importa lo que antes pensaba que me importaba. Qué orgullo el tuyo cuando nada ha sido gran motivo para hacerte daño, nunca ha existido dicha intención. ¿Qué piensas de mi? ¿Qué crees que soy? ¿De verdad la hipócrita que dices?

Recuerdas los golpes que me has dado? Recuerdas las patadas que me diste mientras yo lloraba en el suelo? Recuerdas mi oreja rota por mi intención inocente de crecer y verme linda frente a los otros, cuanto odio por verme con mis primero rastros de maquillaje en la cara, recuerdas los puños en mi pecho?

Recuerdas todas las palabras? Las malas digo… Porque nunca tuviste el coraje de reconocer que tenías miedo de mis decisiones y al contrario te quedabas callado por días para herirme y hacerme sentir que algo había hecho tan mal.

¿Lo recuerdas todo? ¿Recuerdas cuando me dejaste a un lado para darle espacio a otra persona que ni siquiera conocías? Te enamoraste. ¡Qué dolor! 

Reitero, qué triste estoy al reconocer tu maldito desprecio, al sentir que me has hecho una enemiga sin nisiquiera conocerme. A ti te hablo porque hoy me siento cansada de darte la cara y sonreír a pesar de todo. A ti! Qué me has herido tanto, y no te culpo. No quiero justificarme pero quizá hay algo en mi que me hace ser mala, hipócrita y no lo logro ver frente al espejo. 

Quizá me equivoqué y no supe asumir el rol. Quiero perdonarme por todas las veces que te hice dudar de mi y que viste en mi lo peor que te pudo pasar. Quiero alejarme de ti porque me dueles demasiado y siempre ha sido así, hablar de ti me hace un nudo en la garganta que no logro superar, yo sé que no seré nunca perfecta y que la vida me enseñará a ser diferente, poco a poco cambiamos y un día todo esto me dejará de importar.

Espero tu puedas olvidarte de mi para no hacerte tanto mal, espero nunca necesitemos uno del otro porque yo ya no quiero estar. Me cansé y no te puedo odiar.

Solo espero dejes el orgullo y un día puedas amar de verdad.

No Comments

Post A Comment