Autonauta de la Cosmopista | Goodbye France!
750
post-template-default,single,single-post,postid-750,single-format-standard,everest-forms-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Goodbye France!

¡¡¡¡¡Autonautas!!!!! Qué alegría escribirles de nuevo, mientras escucho Queen – Don’t stop me now ♥

Quiero hablar un poco aquí entre nosotros, tantos sentimientos encontrados, tantas ilusiones y sueños replanteados, nuevos miedos y retos.

A uno le hace bien su hometown de regreso y su anterior vida, uno debería aprender a retomar el ritmo de las vidas pasadas solo en caso que olvidemos como nos sentíamos o quienes eramos.

Mientras tomaba un curso de francés en Marsella, conocí a Dita una chica de República Checa a quien siempre recordaré por decirme – debe ser extraño o siempre será extraño regresar, verás todo lo que cambiaste pero verás también que todo alrededor sigue igual. Y es verdad, viajar o darse la oportunidad de estar en un lugar al que no perteneces te da mil ideas, te enseña tanto de la vida, de las personas e incluso de tu propia cultura que cuando regresas y ves que nada ha cambiado te das cuenta que quien cambia eres tú.

Yo quiero contarles que entre mis constantes depresiones, estar en Francia me hizo una persona muy distante, muy centrada en mis emociones y muy fría.

Poco a poco dejó de interesarme el sueño de vivir en ese país anhelado, de hablar ese idioma pero saben que fue lo mejor de todo esto?, si, lo MEJOR de todo esto, fue conocer quien era y como podía llegar a ser.

No creí ser capaz de trabajar en un taller de manualidades con niños franceses o limpiar baños, apartamentos, consultorios médicos sin tener una pizca de idea del idioma y sin embargo comprobé que puedo ser capaz de todo, qué aprendí, qué valoro ahora más cualquier oficio y profesión, qué si estudié o no una X cantidad de años no me hace eso mejor persona si adentro no valoro eso que no todos somos capaces de hacer. Y ahora después de todo, trabajos inesperados, nuevos amigos, un hogar, mil pasos por el sur de Francia y un nuevo idioma en mi cerebro quien le quita a uno lo bailado? 

Entonces mi depresión fue solo una etapa y quizá la mejor estación para cuestionar tantas cosas que hice sin ser consciente de lo increíble que puedo ser para mi misma.

Ahora queda continuar, por un camino incierto como siempre y con mil ideas y nuevos proyectos en mi cabeza que no sé si me alcance la vida para realizar pero bueno les contaré si van ocurriendo… 

Lo chistoso de este post es que inicialmente su objetivo era despedirme de Francia y terminé contándoles otras cosas, pero la mejor manera de decir adiós no sé por cuanto tiempo es compartirles foticos de nuestros últimos días por este lindo país que me enseñó tanto. 

Carcassone
Beaux de Provence
Arles
Cavaillon – Cinema Femina ♥
Toulouse
Seyne sur Mer
Montpellier
Gordes
Les sources de l’huveaune
Fontaine de Vauclause
Colorado Provençal
Eze sur Mer

Hasta luego Francia ! ♥

No Comments

Post A Comment